La primera vez que vi un paracaidista saltar con una especie de “alitas” me quedé impresionado todo lo que avanzaban, parecían ardillas voladoras, pero nunca pensé que se iba a llegar a un control tal que te permitiera volar tan cerca de una pared. Merece la pena que perdáis tres minutos para ver este video, no tiene palabras lo que hace esta gente con una telita.


1 comentarios