Llevo toda la vida montando en aparatos que vuelan y siembre me he preguntado qué se les puede pasar por la cabeza a los pilotos al soltar artefactos destructores.

Hace unos años tuve la oportunidad de volar en la reserva de Urdaibai con el paramotor y su belleza me estremeció, me enamoré completamente del lugar.

Ahora que soy profesional del Drone, he podido plasmar lo que los aviadores Alemanes e Italianos vieron antes de soltar sus bombas en Gernika y compartirlo con vosotros.

La locución de Carmen Pardo reproduce lo que el comandante escribió al llegar a la base.


0 comentarios