Estrené mi DJI Phantom en La pineda, junto a la escultura de Javier Mariscal Los Pinos, un entorno ideal para que quedaran unas imágenes aéreas preciosas. Había 25 km/h de viento y me sorprendió la estabilidad del cuadricóptero volando en modo GPS. La conclusión final es que es un aparto geniál pero hay que tener unas precauciones,poner protector de lente a la gopro y no grabar nunca con la cámara horizontal del todo.


0 comentarios