El poder de adaptación del hombre no deja de sorprenderme, Daniel Kish es un hombre que se quedó ciego con 1 año, se ha inventado una técnica tipo sonar, como la de los murciélagos, para orientarse. Hace un chasquido con la boca y escuchando el sonido puede moverse con libertad. Con esta técnica ha conseguido hacer una vida normal. Para hacer verdadera innovación, se necesita verdadera necesidad. El video está en inglés , pero si pincháis aquí, lo podréis ver en español.


1 comentarios

  1. Que bueno! Y yo que creia que cuando mi abuela hacia ese chasquido era porque tenia una carie!!! Resulta que se estaba orientando!! :-D