Muy pocas veces he salido de cine con ese regustillo rico que te deja una buena película. Eso me ocurrió ayer mismo al salir de ver "La parte de los ángeles". EL gusto es algo personal, pero si un día de estos os apetece ver una buena película, esta film de Ken Loach es la adecuada.


0 comentarios