Es imposible reflejar en este video lo emocionante y divertidísima que es una Nit del foc con demonis. Es una catarsis colectiva en la que no sabría decir quien son los actores principales si los demonios o el público. Lo que si es una realidad es que nos lo pasamos a lo bestia y que dejamos parte de nuestro demonios por las estrechas calles de Capdepera. Si tenéis alguna oportunidad no os lo perdáis, una gorra, una botella de agua, un pañuelo y una sudadera con choto y a disfrutar dos horas. Los demonios son de la Asociación Cultural Solera Gabellina


0 comentarios